26 Ene 2023

El PJ de la 4° Sección en 9 de Julio: primero Macri y Vidal, luego el turno de los intendentes de Cambiemos

El peronismo de la 4° Sección Electoral tal como lo señaló una fuente seria y confiable a nuestro sitio «no ha gozado de buena salud electoral» en las últimas contiendas. De 19 distritos, solo gobierna 5. A ello hay que sumar la merma en el número de legisladores provinciales, entiéndase diputados y senadores. La propia división partidaria, Frente Renovador y FA Justicialista, hace que la cantidad de hombres y mujeres por Cambiemos sea mayor en materia de representación. En el contexto político actual, el presidente del Justicialismo, Fernando Gray, ha decidido transitar el camino de recomposición de las alicaídas acciones partidarias. La reunión de 9 de Julio, concretada este sábado y de la que se informa por separado, lo certifica.

Intendentes del PJ en 9 de Julio con Fernando Gray

El actual intendente municipal de Esteban Echeverría apuntó a unir los esfuerzos de sus pares de Pehuajó, Leandro N. Alem, Hipólito Yrigoyen, Carlos Casares y Alberti. Más allá de mezquindades y egos propios de la política, algunos de los mandatarios comunales no son fáciles de domar a la hora de alcanzar acuerdos. Poseen fuerte carácter y no se encolumnan uniformemente con quienes ostentan la condición de líderes a nivel nacional. Tampoco existen puntos claves – por ejemplo la distribución del poder en distintos estamentos que le corresponde por ley a la oposición mayoritaria de la provincia – que los haya logrado juntar armoniosamente.

Quién fuera vocero de Hilda «Chiche» Duhalde, desde donde ingresó a la arena política del conurbano logrando desplazar al eterno vecinalismo de Esteban Echeverría, cantó su voto para la presidencial. Es posible eso pueda convertirse en una complicación para lograr el propósito que se fijó en la reunión que programó y concretó. No todos los asistentes a 9 de Julio, incluído alguno de sus pares de la 4°, son cristinistas.

Más allá de lo expuesto, Gray trató de motivar a la tropa y, de acuerdo a lo que se ha podido leer y escuchar durante el fin de semana logró que la búsqueda de la unidad se constituya en el principal resultado alcanzado. Concomitantemente, puso aún más en el centro de la crítica al presidente de la Nación, Mauricio Macri, y a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal. Si su intención fue nacionalizar y provincializar el discurso, en buena medida lo logró. Lo primero no es tan difícil en los tiempos que corren. Lo segundo, a la luz de las mediciones de opinión pública que se realizan, es más complicado. La titular del Ejecutivo padece las consecuencias de las políticas de sus socios, pero todavía goza de buena aceptación.

Estuvieron presentes los 19 presidentes distritales del peronismo. Lógicamente se habló de cada una de las gestiones ajenas. Por lo que se transmitió a través de los medios presentes y la propia conducción no fue el principal tema de consideración, aunque todo hace pensar que se bajó línea para que los intendentes de Cambiemos sean, en poco tiempo más, el blanco a apuntar.