22 mayo, 2024

La costumbre «Made in Argentina» de mentir desvergonzadamente

227

Mujica, de 88 años, brindó una extensa entrevista al diario Folha de S. Paulo poco después de informar que le diagnosticaron un cáncer de esófago, motivo por el cual se está sometiendo a un tratamiento de radioterapia. Durante la entrevista, Mujica habló sobre el gobierno de Milei, e insistió en que le parece “una locura” y una “consecuencia de la desesperación que puede permitir generar en una sociedad el fenómeno de la hiperinflación”

Escribe: Jorge Matheus

Los peronistas que durante la gestión de Cristina y Alberto Fernández usaron a José «Pepe» Mujica, no pueden hacerse los boludos. Esto dijo a un diario de Brasil, hace pocas horas:

  • El expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica volvió a trazar un paralelismo entre los contextos que dieron lugar a los triunfos de Javier Milei y Adolf Hitler al tiempo que cuestionó la falta de autocrítica del kirchnerismo para explicar el contexto actual en la Argentina, en el marco de un análisis sobre la situación política de América Latina. Mujica, de 88 años, brindó una extensa entrevista al diario Folha de S. Paulo poco después de informar que le diagnosticaron un cáncer de esófago, motivo por el cual se está sometiendo a un tratamiento de radioterapia. Durante la entrevista, Mujica habló sobre el gobierno de Milei, e insistió en que le parece “una locura” y una “consecuencia de la desesperación que puede permitir generar en una sociedad el fenómeno de la hiperinflación”.
  • Si leyeron a Pepe Mujica, los kirchneristas deberían avergonzarse que Milei corra al peronismo por izquierda. Son los responsables que esto pase. O no ?
  • Conocí a Menem en el año 1989 y tuve vínculos políticos y periodísticos desde aquel entonces. Me jacto de tener una comunicación directa con Alberto Kohan. El riojano era un vivo bárbaro. Le hacía el Amor a un caballo al galope y poseía una memoria envidiable. Así como era de simpático, era de bravo. Nunca se olvidó de un insulto que profirió Germán Abdala y si no hubiese sido por los amigos de éste, se hubiese muerto pobre y abandonado.
  • Tuve largas charlas con Antonio Cafiero y Raúl Alfonsín me contó una vez como fue la intervención de la política en el Alzamiento Carapintada del 87. Carlos Menem se mantuvo ajeno a todo, haciéndose bien el boludo, mientras que parecía que Rico y Seineldín podían sentarse en la Rosada. Escribir y decir pelotudeces para los que tocan de oído, es fácil y que muchos incrédulos compren…
  • Termino con esta farsa de Milei. Dice que el riojano predijo que él llegaría a presidente. Una mentira que llega hasta Canadá. Se lo decía a todo aquel que hablara bien de él o le cayera simpático. Un vivo, insisto. Y la otra, menciona al General «Arguindeguy». Está escrito como el culo. Era el hermano de un tremendo golpista que para mí nació en Rivadavia, pero que para muchos nació en Villa Valeria. Fue ministro del interior de Videla y quiso ser presidente de facto. Le birló esa pretensión, Roberto Viola. Jorge Harguindeguy, fue intendente radical en Rivadavia entre 1963 y 1966, durante el gobierno del demócrata Arturo Humberto Illia.
  • Y con el propósito de darle descanso a la memoria, jamás olvidaré, si bien fui crítico de Raúl Alfonsín, que como presidente de la Nación se bancó que la derecha vernácula, una porción para nada despreciable del peronismo y medios de comunicación desconozcan que tuvo los #Huevos de sentar a los milicos en la Justicia, generar el hecho político más relevante de la Democracia que representaba trasladar la capital a #Viedma lo que impidieron de todas formas, y ser silbado por los mismos que le han chupado las medias a #Milei hasta el hartazgo, en plena inauguración de la #Sociedad #Rural #Argentina. La historia se escribe si se la conoce en gran medida, o no se escribe.