«Las retenciones a los granos están causando estragos», dijo el presidente de la Sociedad Rural Argentina

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, advirtió que las retenciones a los granos «están causando estragos» en las economías regionales.

Pelegrina, Daniel

Así lo expresó el dirigente rural en un discurso en la Exposición Rural de Tierra del Fuego, en Río Grande.

En septiembre pasado, el Gobierno reimplantó las retenciones a las economías regionales y otros productos como el trigo, la carne y el maíz, y lo hizo tras bajar a 0% los derechos en diciembre de 2015.

«Lamentablemente, 2018 será recordado por la vuelta de las retenciones y los derechos de exportación, mecanismos que, en honor a la verdad, creíamos superados en forma definitiva y que hoy, una vez más, están causando estragos en nuestras economías regionales», señaló Pellegrina.

El titular de la SRA reclamó avanzar en un diálogo público-privado por la carga impositiva. «La eliminación del exceso de carga impositiva y de burocracia debería formar una parte esencial del diálogo público-privado. En la medida en que logremos colocarlo al tope de la agenda, nuestra productividad se verá potenciada y sus beneficios sobre otros sectores de la economía, también. Pero para ello hace falta que todos los niveles del Estado asuman este desafío como prioritario», indicó.

Hace pocos días, la industria aceitera planteó ante el presidente Mauricio Macri que se reinstale un diferencial en las retenciones del complejo de la soja con el fin de que el aceite y la harina tributen menos que el grano (antes había un 3% en favor de los subproductos). Hoy todo el complejo paga un 18% fijo y $ 4 por dólar exportado.

Pelegrina rechazó cualquier regreso de un beneficio para la industria y pidió en cambio ayudar a las economías regionales.

«Para nosotros, la eliminación del diferencial es un avance, como lo sería la eliminación de todo tipo de retenciones a la producción. Pero volver a subsidiar a una industria competitiva como la aceitera y a sus consumidores del mundo desarrollado con la plata de los productores es un sinsentido», aseguró.

«Si hay que ayudar a algún sector, las economías regionales de todo el país, incluidas las de esta esforzada región Patagónica, están primero. Qué duda cabe. Si hemos de reasignar recursos, que vayan a manos de los productores de las economías regionales que son hoy quienes más los necesitan», agregó.