Primer marcha y concentración en Pellegrini, después de la muerte de Jacinto, con desgarradores testimonios

Se cuestionó severamente la investigación, a la par de ir interrumpiendo el diálogo con el reclamo de justicia. Hubo recriminaciones serias y que seguro serán motivo de investigación si la causa no se cierra inmediatamente, en torno al comportamiento de los amigos de Jacinto

Un numeroso grupo de vecinos transitó por las calles de Pellegrini, deteniéndose en la puerta del Palacio Municipal, donde encendieron velas y luego concentrándose frente a la comisaría del lugar, donde los aguardaba el Comisario Leandro Mascaró que tuvo a su cargo la investigación que dió con el cadaver de Jacinto Roux, joven que desapareció en las postrimerías de mayo y fue encontrado 17 días después en un descampado ubicado en la periferia de la localidad.

El responsable de la seguridad en este caso estaba en la puerta de la repartición, acompañado por otro policía y la madre del chico de 20 años.

Se cuestionó severamente la investigación, a la par de ir interrumpiendo el diálogo con el reclamo de justicia. Hubo recriminaciones serias y que seguro serán motivo de investigación si la causa no se cierra inmediatamente, en torno al comportamiento de los amigos de Jacinto. En base a las declaraciones de la Madre, donde reiteró que la habían llamado «a las tres de la mañana del 29 de Mayo, diciéndole que salió corriendo de la casa donde estaban reunidos, y que asumían el compromiso de hallarlo, lo que no ocurrió, motivando que yo concurriese a la comisaría para presentar la denuncia, unas horas después». Desgarrada y al borde de un ataque de nervios, se preguntó varias veces «porque no me llamaron», y comentó la forma en que «ví el cadaver de mi hijo en la morgue, cosa que ellos no hicieron».

Se preguntó y provocó un instante de silencio casi sepulcral: «y si los amigos lo tuvieron guardado, y después de varios días resolvieron dejarlo muerto en ese lugar».

Laura Cetraro (la madre del joven) narró los distintos movimientos realizados por la familia y vecinos para dar con Jacinto y no se silenció cuando se habló de adicciones, consumo de drogas en jóvenes de la ciudad, y la necesidad de trabajar en la prevención y erradicación de este dramático flagelo social.

El Comisario Mascaró en ningún momento perdió la calma, pese a que había ánimos caldeados y explicó la forma en que se investigó, lo que como ya se señala en uno de los párrafos fue cuestionado. Reiteró que la autopsia reveló que no hubo violencia física y que se han enviado muestras a Junín, las que una vez analizadas permitirán la continuidad de este suceso que ha provocado la reacción de la comunidad. Hizo una acentuada defensa de quienes conformaron el equipo que investigó. «Fueron 150 policías que lo hicieron con enorme dedicación», y agradeció la colaboración de los vecinos con los mismos.

Laura Cetraro agregó más adelante que «estuve 17 noches sin dormir. Mi Padre me acompañó en estos días. He hablado en todos lados sobre esto. No puede haber más Jacintos«, y pidió que este hecho quede claro lo «más rápido posible».

A medida que fue avanzando esta asamblea e interpelación popular, se solicitó que el intendente (Guillermo Pacheco) se hiciera presente y surgió el grito casi al unísono «lo mataron…lo mataron».

La madre, en tanto, a poco de terminar la concentración subió un post y un flyer. En el primero expresa su dolor y en el segundo hace un reclamo a la Justicia.

Día 14 de junio se encontraron los restos del cuerpo de mí hijo….

Yo hoy ya no tengo nada que perder…asi que la Policía actúe, que hable dónde encontraron la batería del celular de Jacinto, porque no se incautó el auto?…Porqué?…Era una muestra…

Basta de secreto de sumario…😡y si tengo que pedir ayuda a un abogado,para ver que el cuerpo de mí hijo está íntegro, obvio con el estado de los días que pasaron lo haré…basta de tapar !!!

Así como pude entrar a la morgue y ver el cuerpo, puedo volver a hacerlo, pero todo !!!

Flyer subido a Facebook por la Madre de Jacinto Roux