22 junio, 2024

653 escuelas de la provincia de Buenos Aires pasarán a tener una hora más de clases

17

Así se desprende del convenio que el gobernador Axel Kicillof firmó con el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, y el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni

Un total de 653 escuelas de la provincia de Buenos Aires pasarán a tener una hora más de clases diaria, mientras que 261 establecimientos que tenían jornada simple contarán con completa.

Así se desprende del convenio que el gobernador Axel Kicillof firmó con el ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, y el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, pese a que en su momento los gremios rechazaron la iniciativa al considerar que no fueron consultados para su implementación.

En esta primera etapa la doble medida incluye a 914 instituciones, alcanzando al 25,1% de las escuelas estatales que hasta el momento contaban con jornada simple y al 23% de la matrícula. De esta forma, impacta en escuelas urbanas y rurales de 120 municipios bonaerenses, tanto del área metropolitana como del interior.

Mientras que en 653 escuelas se adicionará una hora de clases diaria, pasando a una jornada de 25 horas semanales -similar a sumar un día más de clases por semana-, en 261 establecimientos se pasará de jornada simple a completa. En base a esto, a finales de 2023 se habrán incorporado 40 días más de clases a los 190 previstos en el calendario anual.

Al respecto, Perczyk resaltó que con la firma del convenio “Buenos Aires suma 110 mil horas semanales, equivalentes a más de 450 mil horas mensuales en sus escuelas” y sostuvo que eso “significa además un enorme esfuerzo presupuestario del gobierno nacional”. Además, precisó que “más del 60% de las escuelas del país han incorporado más horas de clase. Son más de 5 millones de horas de enseñanza incorporadas este año para mejorar la lectura, la escritura y matemática”.

“Esto es un camino que tenemos que recorrer: más días, más horas, más años de clase con materiales, con libros, con capacitación docente, con computadoras y con infraestructura”, aseguró Perczyk.