12 junio, 2024

Aumenta el número de delitos cometidos por menores en la provincia de Buenos Aires

240

De acuerdo al informe anual de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, entre enero y diciembre del año pasado hubo un 8,3% más de acciones al margen de la ley cometidas por menores de edad en la Provincia

Se conocieron las estadísticas de delitos de menores en la provincia de Buenos Aires durante 2023, que registraron una suba en general en torno al 8% en comparación con el año anterior.

De acuerdo al informe anual de la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, entre enero y diciembre del año pasado hubo un 8,3% más de acciones al margen de la ley cometidas por menores de edad en la Provincia.

En esta línea, el departamento judicial de Moreno-General Rodríguez lidera los números, con 48,7% más de casos, seguido por Quilmes 21,4%, mientras que Mar del Plata ocupa el tercer lugar con 20% y La Plata el cuarto con 16,5%. Dolores, en cambio, tuvo una baja del 6,9% en las Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) juveniles. 

De las 1.060.542 Investigaciones Penales Preparatorias (IPP) iniciadas en la provincia de Buenos Aires, 23.846 corresponden al Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil (FRPJ). Es decir, un 2,2% del total. Si se compara con 2022, la diferencia es casi nula, ya que ese año el 2,3% de los delitos cometidos en el territorio bonaerense habían sido cometidos por menores.

En el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil los mayores aumentos de IPP se observan en los delitos contra la propiedad (20,7%), contra la libertad (18,5%) y contra la administración pública (16,8%). Los delitos contra la fe pública también tuvieron un alza, que si bien es importante en términos relativos (36,2%), solo responde a la registración de 42 IPP más que en el año anterior.

Baja de la edad de imputabilidad otra vez en escena

Respecto a este tema, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Juan Martín Mena, había reconocido que “no podemos seguir con una ley de la dictadura, porque ni siquiera es una ley que respete los derechos del menor que terminás incorporando al sistema de ejecución penal de menores en conflicto con la ley. Me parece muy sano dar la discusión, pero no hay que confundir a la gente con títulos rimbombantes, el problema de la seguridad y de la criminalidad en el país no son los menores de 16 años. Tenemos que dar esa discusión, tenemos que darla, pero nunca puede estar atada, por ejemplo, al calendario electoral, porque sabemos que es una experiencia en el mundo, sale mal. Es una discusión de todas las fuerzas políticas, con los especialistas, porque la situación de la niñez y la adolescencia es un ámbito muy específico, entonces hay que escuchar muy detenidamente a los especialistas en esos temas”.