20 junio, 2024

El Colegio de Farmacéuticos de Trenque Lauquen pone en marcha una encuesta anónima

294

El relevamiento es anónimo, consta de una serie de 11 preguntas muy sencillas y con opciones de respuesta claras, que permitirán trazar una cuadro de situación concreto frente a la problemática planteada, en busca del mayor cuidado de los pacientes y de una promoción del uso racional del medicamento

El Colegio de Farmacéuticos de Trenque Lauquen,a través de su red de farmacias adheridas, pone en marcha en la comunidad una encuesta anónima en el marco de la campaña denominada Medicamento Seguro que se lanzó desde el Colegio de Farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires con el objetivo concientizar a los ciudadanos sobre la importancia de adquirir medicamentos exclusivamente en farmacias autorizadas, farmacias de cercanía o farmacias de hospital, garantizando así la seguridad y eficacia de los mismos.

La campaña Medicamento Seguro surge a causa de las recientes reformas aplicadas en la dispensa de medicamentos y la ampliación de los medicamentos de venta libre, y se establece como una forma de prevención a los problemas que causaran estas reformas en la salud de la población.

Y el relevamiento, que valga la reiteración, es anónimo, consta de una serie de 11 preguntas muy sencillas y con opciones de respuesta claras, que permitirán trazar una cuadro de situación concreto frente a la problemática planteada, en busca del mayor cuidado de los pacientes y de una promoción del uso racional del medicamento.

Las preguntas que se formulan son las siguientes:

. ¿Sabes cuál es la diferencia entre un medicamento llamado de venta libre (MVL) y un medicamento bajo receta médica?

Sí.

No.

No entiendo bien la diferencia.

. ¿La última vez que accediste a un MVL, dónde lo hiciste?

Farmacia.

Kiosco.

Otro (nombrar lugar).

. ¿Tenés una farmacia cerca para acceder a un MVL?

Sí, a menos de tres cuadras.

Sí, entre tres y diez cuadras.

No, todas me quedan a más de diez cuadras.

. ¿Compraste algún MVL en el último año?

Sí.

No.

. ¿Por qué elegís comprar un MVL?

Precio.

Marca reconocida.

Sugerencia de un profesional de la salud.

Publicidad.

No compro.

. ¿Con qué frecuencia compras MVL?

Nunca.

Una vez por mes.

Rara vez.

. ¿Qué tipo de MVL compras con más frecuencia?

Analgésicos.

Antiácidos.

Otros (nombrarlos).

Ninguno.

. ¿Creès que la venta libre de medicamentos podría aumentar la automedicación y el riesgo de efectos adversos?

Sí.

No.

No estoy seguro/a.

. Los llamados medicamentos de venta libre tienen reacciones adversas para la salud, ¿tenés en cuenta este aspecto al elegir medicamentos de este tipo?

Sí.

No.

Nunca lo había pensado.

. ¿Te parece correcto que pueda dispensarse fuera de la vigilancia de un profesional de la salud?

Sí, no me importa la seguridad del medicamento.

No, el medicamento debe ser vigilado y manejado por profesionales.

No sé. No lo pensé.

. ¿Recibís consejos o indicaciones de tu farmacéutico/a sobre cómo tomar un MVL? ¿Con qué frecuencia?

No.

Si, a menudo.

Si, casi siempre.

Sí, siempre.

“La venta de medicamentos fuera de las farmacias pone en riesgo tu salud y subestima el rol farmacéutico. Es importante remarcar que ningún medicamento es inofensivo. Incluso los de venta libre, adquiridos sin supervisión y fuera de la farmacia pueden causar problemas graves en la salud de los pacientes”, afirma la web Medicamentoseguro.info.

Asimismo, la campaña, apoyada por diversas instituciones del ámbito profesional y académico en el área de la salud, subraya la necesidad de confiar en los farmacéuticos profesionales, quienes están capacitados para proporcionar medicamentos seguros y asesorar adecuadamente a los pacientes.

Entre los aspectos centrales que se destacan, aparece que las farmacias autorizadas cuentan con estrictos controles de calidad y sistemas de farmacovigilancia que permiten detectar y retirar rápidamente cualquier medicamento defectuoso.

No obstante, la campaña insiste en la importancia de estos controles, recordando episodios trágicos, como el paradigmático caso del Propóleo en 1992, ocasión en la que ocurrieron múltiples fallecimientos debido a medicamentos contaminados.

Bajo el lema: “No te arriesgues, medicamentos sólo en farmacias” se busca interpelar a la sociedad y ponerla sobre alerta. La salud de todos depende de decisiones informadas y del compromiso de adquirir medicamentos únicamente en establecimientos autorizados.