El intendente saliente de Puán no apareció y el reemplazante negocia en la búsqueda de recursos

Diego Reyes, el mandatario comunal, deberá informar esta semana a los trabajadores municipales sobre la factibilidad de abonar los salarios adeudados

Castelli, Facundo

Compás de espera en Puán, hasta el martes, luego que se conociera el desvío de fondos por parte del intendente saliente, Facundo Castelli, quién no está en la ciudad.

Diego Reyes, el mandatario comunal, deberá informar esta semana a los trabajadores municipales sobre la factibilidad de abonar los salarios adeudados con fondos que eventualmente pueda enviar la Provincia, a partir de las conversaciones ya iniciadas con el Ministerio de Economía bonaerense.

Reyes, en declaraciones periodísticas, lanzó una dura acusación contra Castelli, a quien acusa de haber transferido una elevada suma de dinero a su espacio político y que luego de eso “desapareció”.

El mismo jueves, desde el exilio, el cuestionado Castelli dijo que tiene problemas psiquiátricos y pidió perdón. Respecto de los $83 millones que se esfumaron en vez de ir al pago de los salarios de los trabajadores municipales, el ahora ex intendente explicó que ese dinero le fue reintegrado al espacio político del que forma parte.