12 julio, 2024

En Colonia Catriel, provincia de La Pampa, robaron y mataron un caballo que se utilizaba para equinoterapia

320

La información detalla que, según indicó la fiscalía, el hecho investigado sucedió el 2 de julio alrededor de las 15,45 cuando el imputado junto a otro hombre se dirigieron a un predio rural ubicado a varios kilómetros del ejido urbano de la localidad de Catriel

Hay un detenido y un prófugo por el abigeato y posterior faenado del petiso “Carlitos”, un caballo usado por la asociación “Kewell Anay” para equinoterapia en Colonia Catriel, provincia de La Pampa. El caso conmocionó a la comarca y trascendió a nivel nacional. Un video fue fundamental para el reconocimiento de ambos delincuentes.

La novedad la visualizó el medio catrielense FM Laser. La información detalla que, según indicó la fiscalía, el hecho investigado sucedió el 2 de julio alrededor de las 15,45 cuando el imputado junto a otro hombre se dirigieron a un predio rural ubicado a varios kilómetros del ejido urbano de la localidad de Catriel.

Agregaron que tras sustraer a Carlitos, lo habrían trasladado hasta el lugar residía el imputado para matarlo y posteriormente despostarlo. En el lugar intentaron ocultar los restos, cocinaron su carne y ocultaron otra parte de la carne en un freezer.

Un video de una cámara de seguridad captó al acusado acompañado de otro hombre y llevando consigo al caballo sustraído. Tras observar las filmaciones, el presidente de la Asociación Kawell Anay, Sergio Retamales, quien resulta víctima y querellante en el caso, pudo reconocer al acusado por lo que se inició una investigación en su contra y se solicitó un allanamiento en su vivienda.

En ése procedimiento se encontró carne de potro y restos del animal que fueron identificados por el querellante como de Carlitos. Las visceras y el cuero del animal habían sido ocultados o enterrados.

Agregaron que tras sustraer a Carlitos, lo habrían trasladado hasta el lugar residía el imputado para matarlo y posteriormente despostarlo. En el lugar intentaron ocultar los restos, cocinaron su carne y ocultaron otra parte de la carne en un freezer.

Un video de una cámara de seguridad captó al acusado acompañado de otro hombre y llevando consigo al caballo sustraído. Tras observar las filmaciones, el presidente de la Asociación Kawell Anay, Sergio Retamales, quien resulta víctima y querellante en el caso, pudo reconocer al acusado por lo que se inició una investigación en su contra y se solicitó un allanamiento en su vivienda.

En ése procedimiento se encontró carne de potro y restos del animal que fueron identificados por el querellante como de Carlitos. Las visceras y el cuero del animal habían sido ocultados o enterrados.

Fuente: Diario La Arena. laarena.com.ar