20 junio, 2024

La Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de Buenos Aires califica de excelente noticia los cambios en educación

329

La acreditación de saberes por materia, con la posibilidad de tener hasta cuatro materias pendientes, implica el establecimiento definitivo del concepto de evaluación continua

Nota de AIEPBA

La Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires ha establecido un nuevo régimen académico para todas las escuelas secundarias, marcando un cambio significativo en la estructura educativa provincial. Desde la pandemia hasta la actualidad, hemos estado organizándonos con criterios distribuidos en diversos comunicados y normas. Por ello, aunque aún no hemos tenido la oportunidad de analizar el documento en detalle, es una excelente noticia saber que ahora contamos con un Régimen Académico unificado.

Dentro de los elementos clave de este nuevo régimen, se destaca la acreditación de saberes y la cursada por materias. «Estos componentes transformarán la estructura rígida de la escuela secundaria tal y como la conocemos. Es imperativo encontrar nuevos factores que motiven a los alumnos a estudiar, ya que el concepto de recursar un año ha perdido efectividad en la actualidad», explicó el secretario Ejecutivo de AIEPBA, Martin Zurita, luego de un análisis que hizo la entidad que agrupa a más de 3.000 institutos en PBA.

La acreditación de saberes por materia, con la posibilidad de tener hasta cuatro materias pendientes, implica el establecimiento definitivo del concepto de evaluación continua. Cada materia será un proceso que finalizará una vez se logren los aprendizajes necesarios. Este enfoque refuerza la importancia del aprendizaje continuo y personalizado, adaptado a las necesidades individuales de cada estudiante.

El nuevo régimen plantea un gran desafío, ya que se incrementan las instancias de intensificación de las materias pendientes de otros años en simultáneo con las cursadas actuales. «Será esencial encontrar soluciones para que tanto docentes como alumnos puedan administrar ambos procesos de manera eficiente. Asimismo, las escuelas deberán gestionar los espacios y el tiempo necesarios para implementar estas instancias adicionales de aprendizaje», explicó el dirigente.

Desde AIEPBA (Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires), consideramos que, a diferencia de la propuesta del año pasado que no obtuvo el consenso necesario, esta vez el diálogo y trabajo conjunto tendrán un impacto positivo. AIEPBA realizó aportes durante la consulta de la Provincia sobre la creación del nuevo régimen académico del nivel secundario. Algunas de nuestras propuestas fueron receptadas, como el mayor grado de autonomía institucional, la adaptación de la aplicación de esta norma a la realidad de cada escuela, el concepto de evaluación y aprendizaje continuos, y una modificación de la estructura general del nivel secundario para hacerlo más flexible.

«Fue crucial lograr consenso en un tema tan sensible y que suscitó tanta controversia el año pasado a partir de un trabajo de consultas con los actores de la comunidad educativa bonaerense. Además de la organización del régimen, hemos propuesto acompañar este cambio con una modificación curricular que tienda a la no fragmentación de los conocimientos y el aprendizaje. La mejora que buscamos se dará cuando haya cambios efectivos en la forma de enseñar y en la concepción de cómo se adquieren los conocimientos», explicaron en la entidad.

«Creemos que debemos trabajar aún más para mejorar los estándares de calidad educativa. Argentina ha visto una disminución en todos los indicadores de calidad educativa durante los últimos 20 años. Este es un punto de partida; debemos llegar a lo realmente importante: que los estudiantes aprendan. Para ello, es necesario abordar el tema integralmente con cambios en los diseños curriculares, capacitación docente, incorporación de tutorías para el acompañamiento de alumnos y una serie de medidas que apoyen este cambio», aseguraron con un documento que se conoció este viernes.

«Cuando leamos y analicemos en detalle la resolución recién recibida, haremos un plan de capacitación y acercaremos al gobierno propuestas de mejora para implementar estos cambios. La transformación del régimen académico no se reduce al cambio de la regulación sobre calificación, evaluación, acreditación y promoción, que parece concentrar la atención bajo un eslogan como «repitencia sí o no». Implica revisar la organización del currículo y de la enseñanza, los tiempos y ritmos, la organización del trabajo docente, la articulación entre niveles y los sistemas de apoyo a los estudiantes. Hay que encarar una transformación integral que debe ser planificada, apoyada en el conocimiento experto y programada en el tiempo. Lo que se presentó hoy es un primer paso; ahora viene todo este trabajo para mejorar la calidad educativa», concluye el escrito que difundió AIEPBA.