La donación de los órganos de un joven de 18 años que murió en Santa Rosa está permitiendo la salvación de dos vidas

El órgano fue donado por la familia de un joven pampeano de 18 años (Franco Sebastián Vistarop Olave) que falleció en un accidente de tránsito. La ablación del mismo fue realizada en el Hospital Lucio Molas de la ciudad de Santa Rosa

Una vecina de General Villegas se recuperaba satisfactoriamente de un transplante de corazón que se concretó este martes.

Se trata de Mabel Sosa de 47 años que sufre esclerodermia, una enfermedad que no tiene cura y que afecta varios órganos.

Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires

La información publicada en la página web de Diario Actualidad (diarioactualidad.com) consigna que su hermano se comunicó con la redacción y señaló que «el nuevo corazón empezó a latir solo, como tiene que ser, debiendo esperar el post operatorio y que no haya rechazos».

El órgano fue donado por la familia de un joven pampeano de 18 años (Franco Sebastián Vistarop Olave) que falleció en un accidente de tránsito. La ablación del mismo fue realizada en el Hospital Lucio Molas de la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia de La Pampa. Es la primera vez que se asume una responsabilidad médica de esta naturaleza en el efector de salud. Un equipo de profesionales del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) encabezó el procedimiento. (en negritas información del diario La Arena de Santa Rosa)

El procedimiento multiorgánico se llevó a cabo en el centro asistencial santarroseño mediante el trabajo efectuado por un total de 10 profesionales entre médicos, enfermeros y personal de quirófano de los establecimientos de Capital Federal, Rosario y del Lucio Molas y de la Clínica Cortina de Santa Rosa. (en negritas información del diario La Arena de Santa Rosa)

Los médicos del establecimiento rosarino efectuaron la ablación hepática, la cardíaca fue realizada por los facultativos del hospital Italiano y la de corneas por la clínica privada santarroseña. La ablación de los riñones, por primera vez, fue llevada por el equipo del hospital Lucio Molas. (en negritas información del diario La Arena de Santa Rosa)

En tanto se supo que el hígado del joven permitió el transplante a un niño de la ciudad de Rosario afectado de hepatitis.

El hermano de la mujer de General Villegas, de nombre Mario, manifestó a Actualidad que «ese ángel donante hoy salvó dos vidas y eso es lo más importante».