22 mayo, 2024

Las universidades pueden cerrar, y el presidente Milei devuelve con la acusación de salamines

614

El rector de la UBA, Ricardo Gelpi, advirtió que la Universidad de Buenos Aires podría cerrar sus puertas durante este año si las autoridades nacionales no abonan los fondos solicitados

El rector de la UBA, Ricardo Gelpi, advirtió que la Universidad de Buenos Aires podría cerrar sus puertas durante este año si las autoridades nacionales no abonan los fondos solicitados.

Si bien el rector subrayó que su intención es que la universidad continúe funcionando como hasta ahora, dijo que la situación actual es desalentadora. No obstante, afirma que no pierde las esperanzas de que desde la gestión de Javier Milei modifiquen su postura.

“La idea nuestra es que no queremos cerrar. Obviamente, no queremos cerrar. Yo, por definición, por mi estructura, por mi forma de ser, trato siempre de ser el conciliador y quiero pensar que el Gobierno va a modificar su conducta y nos va a dar los fondos. Tengo esa esperanza”, declaró Gelpi.

Pero advirtió: “Ahora, si no dan los fondos, vamos a tener que cerrar o no dar las funciones que damos habitualmente. Porque si no tenemos plata, no podemos funcionar, obviamente”.

Los dichos por escrito del presidente

En la previa de la marcha del 23 de abril, Javier Milei hizo una dura declaración sobre las universidades públicas. En ese sentido, el presidente apuntó contra quienes las utilizan para “hacer negocios turbios y adoctrinar”.

En principio, en su cuenta de X (ex Twitter), el mandatario compartió una publicación del periodista Gabriel Anello, quien reveló un fuerte dato sobre la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ). Al respecto, contó que el actual rector es Diego Molea, “quien iba a ser Ministro de Justicia de Sergio Massa”.

Tras esto, el conductor de Súper Mitre mencionó que, el también integrante del Consejo de la Magistratura, “de las partidas que recibe, paga sueldos a jugadores y entrenadores del Club Temperley, club que usa como aguantadero político”. Por su parte, Javier Milei retuiteó esta publicación e hizo una dura crítica.

El presidente cruzó a quienes critican su postura sobre las casas de estudio y expresó: “Me gustaría tener la opinión de los salamines que escriben cartitas indignados negando que se usan las universidades públicas para hacer negocios turbios y adoctrinar”.