15 junio, 2024

Ley de Alquileres: cuarto intermedio del Senado Nacional hasta el miércoles próximo

13

La oposición busca la aprobación de la ley tal como vino de Diputados, y que sea ley para la próxima sesión. Por otro lado, el oficialismo busca modificarla, por lo que se debería regresar a la Cámara baja para una sanción definitiva

La Ley de Alquileres no llegó a un consenso sobre el dictamen y el plenario de comisiones del Senado discute la posibilidad de revisar el proyecto. El Senado quedará en un cuarto intermedio hasta el miércoles que viene.

La oposición busca la aprobación de la ley tal como vino de Diputados, y que sea ley para la próxima sesión. Por otro lado, el oficialismo busca modificarla, por lo que se debería regresar a la Cámara baja para una sanción definitiva.

Víctor Zimmermann, radical de la oposición, reclama “darle la mayor celeridad y previsibilidad al tratamiento de la media sanción” asegurando que el interbloque de Juntos por el Cambio “está para firmar el dictamen del proyecto tal como vino de la Cámara de Diputados”.

Juliana Di Tullio, oficialista, destaca que “lo que pidieron los inquilinos es que se vuelva a la ley tal como está” en la actualidad y asegura que el Frente de Todos “tiene propuestas para mejorar el dictamen” y que “hay distintas posturas en el interbloque sobre este asunto”.

La reducción de 3 a 2 años como plazo mínimo para los contratos de alquiler se aprobó en Diputados con el voto de JxC, el peronismo disidente, el socialismo, y bloques provinciales de Río Negro y de Misiones.

Los valores de alquiler podrían actualizarse en plazos de entre cuatro y doce meses, según se acuerde entre las partes.

Para actualizar los valores se podría elegir entre el índice de precios al consumidor (IPC), el índice de precios mayoristas y el índice de salarios, elaborados por el Indec, o una combinación.

El kirchnerismo durante la última reunión de comisiones consideró esta ley como desventajosa para el inquilino por ponerlo en una posición desprotegida.

Se está buscando llegar a una ley que mantenga el plazo de 2 años de contrato prorrogable a 3 años de acuerdo pero con ajustes, como mínimo, semestrales y con un mecanismo de ajuste definido, no a definir entre las partes.