23 julio, 2024

Murió Abel «El Petiso» Estévez: Un Ciudadano Ilustre de Trenque Lauquen

563

La política en la que estuvo inmerso hasta la médula motiva que su despedida adquiera mayor repercusión pública

Casi que no hace falta crónica alguna sobre su paso por la Vida comunitaria y política. Basta con señalar que fue un vecino ejemplar distinguido por su espíritu solidario y comprometido con los demás. A él le cabe, con todas las letras, que todo lo hizo sin pedir para mi cuanto hay. Transcurrió los días en el terreno familiar y social, siendo fanáticamente TRENQUELAUQUENSE. Y en lo político fue fanáticamente peronista.

Murió ABEL ESTÉVEZ. A poco de cumplir 91 años, su salud se había deteriorado considerablemente en los últimos años. Sufrió la semana anterior un anuncio de lo que podía venir. Fue internado en el Hospital de Trenque Lauquen, superando el trance hasta este miércoles 3 de Julio del 2024.

Se lo conocía cariñosamente con el diminutivo de «ABELITO», que supo ganarse por su proverbial simpatía y la constante predisposición a mostrarse atento con los demás. Quienes tuvieron la oportunidad de cruzarse con él por las calles de la ciudad, asistir a remates que organizó por su condición de Martillero Público, centenares de oficios religiosos que participó por su inclaudicable Fe, recorrida por inmediaciones del Banco Provincia entidad crediticia cercana al lugar donde residió gran parte de su existencia, pasillos y habitaciones del Hospital Municipal al que concurría para solidarizarse con enfermos y familiares, seguro habrán de recordar por siempre.

La política en la que estuvo inmerso hasta la médula motiva que su despedida adquiera mayor repercusión pública.

Basta con decir: MURIÓ UN PERONISTA A CARTA CABAL. Era innecesario armara algún discurso, como ha ocurrido estos días en la realidad Argentina, para pretender instalar la condición de comprometido con las causas sostenidas por Juan Domingo y Eva Perón. No le hacía falta ese cinismo tan común en compañeras y compañeros que se sientan en las poltronas del poder. Sus convicciones fueron tan sólidas – sin recurrir a discursos y clases de perogrullo – que lo llevaron a tratar de enfrentar espacios vacíos en sectores postergados. Cuando no podía dar respuestas, recurría a los amigos para conseguir el aporte con dinero, pasajes para viajar a centros asistenciales de ciudades como Buenos Aires o La Plata, un bolso de comida o abrigo. SI, se desempeñó como CONCEJAL, presidente del PARTIDO JUSTICIALISTA y DIPUTADO PROVINCIAL.

Simple…murió y deberá ser reconocido como un Ciudadano Ilustre, ABEL «EL PETISO» ESTÉVEZ.

Las fotos son tomadas de la cuenta que Abel Estévez poseía en Facebook.

Algunas fotografías de su paso terrenal: