19 mayo, 2024

Otro golpe judicial para Lácteos Vidal, la empresa láctea de Carlos Casares

402

“Siento lástima porque evidentemente no saben lo que es mantener viva a una empresa, no saben lo que cuesta producir, lo que cuesta seguir adelante, conseguir clientes, producir, tratar de tratar de exportar, tratar de crecer”, se lamentó Bada Vazquez, la máxima responsable de la empresa, al ser consultada por Clarín Rural

La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo rechazó un recurso de apelación que había presentado la dueña de la empresa Lácteos Vidal, Alejandra Bada Vazquez, en la causa que investiga el bloqueo de una planta industrial por parte del sindicato Atilra y el posterior despido de trabajadores, por distintas resoluciones que fueron desfavorables para la empresa.

 “Siento lástima porque evidentemente no saben lo que es mantener viva a una empresa, no saben lo que cuesta producir, lo que cuesta seguir adelante, conseguir clientes, producir, tratar de tratar de exportar, tratar de crecer”, se lamentó Bada Vazquez al ser consultada por Clarín Rural.

Lacteos Vidal había apelado las resoluciones del magistrado que ordenaban cumplir con la reincorporación de los trabajadores despedidos, las multas conminatorias por desoír resoluciones judiciales y los embargos producidos por la falta de pago a los trabajadores de Atilra con sus correspondientes sanciones económicas.

“Con estos fallos le pegan en la cabeza a los que tiramos del carro, a los que pagamos impuestos, a los que intentamos agrandar la plantilla y dar más trabajo, a los que tratamos de sacar una nueva línea de producción, a los que apostamos al país”, agregó la empresaria, y luego se dirigió directamente al sindicato: “Sé que Atilra está ensañado con nosotros porque no nos pudieron fundir, porque no cedimos a la extorsión del bloqueo. Cuando me secuestraron la fábrica nosotros no cedimos a la extorsión, entonces se quieren vengar porque no lograron hacer la cooperativa para los vagos. Los empleados y nosotros, la familia, liberarnos de la mafia sindical de Atilra a Lácteos Vidal, y entiendo que al final del camino va a haber justicia. Tenemos la conciencia tranquila, tanto la familia como los que siguieron trabajando, como los empleados nuevos. Estamos trabajando bien. Confío en que al final del camino va a haber justicia”.