21 mayo, 2024

Taylor Swift, es la primera mujer en superar los 1.000 millones de dólares de ingresos

537

Forbes se encontró este año con la cifra récord de 2.781 de ellos en todo el planeta, que acumulan un valor nunca antes visto de 14,2 billones de dólares. 

Información tomada textualmente de forbesargentina.com

Los multimillonarios de todo el mundo siguen aumentando: Forbes se encontró este año con la cifra récord de 2.781 de ellos en todo el planeta, que acumulan un valor nunca antes visto de 14,2 billones de dólares. 

Entre las nuevas caras se encuentran una leyenda de la moda, un miembro del salón de la fama de la NBA y una estrella del pop muy famosa. En conjunto, poseen una riqueza de 510.000 millones de dólares, o 1.900 millones de media, y proceden de 32 países.

Una vez más, Estados Unidos encabeza el pelotón, con 67 estadounidenses entre sus filas. El más rico de ellos es Todd Graves, fundador de la cadena de comida rápida Raising Cane’s, cuyo patrimonio neto se estima en 9.100 millones de dólares. 

China mantiene el segundo puesto, casi duplicando su número de nuevos multimillonarios del año pasado, hasta 31, a pesar de los problemas de la nación asiática. Las más ricas son Maggie Gu, Molly Miao y Ren Xiaoqing (con un valor estimado de 4.200 millones de dólares cada una), cofundadoras del gigante de la moda rápida Shein, de la Generación Z. 

La India, por su parte, sumó 25 nuevos multimillonarios, entre ellos Renuka Jagtiani (4.800 millones de dólares), directora ejecutiva del conglomerado de comercio electrónico Landmark Group, fundado por su difunto marido Micky Jagtiani, fallecido en mayo de 2023.

El recién llegado más rico de todos es el italiano Andrea Pignataro. Ex operador de bonos de Salomon Brothers, lanzó en 1999 la empresa de software financiero ION Group, con sede en Londres, y la hizo crecer mediante adquisiciones de alto perfil hasta convertirla en un importante competidor de Bloomberg LP y FactSet. 

Pignataro, de 53 años, tiene una fortuna estimada en 27.500 millones de dólares, gracias a ION Group y a otras participaciones que incluyen los 1.280 acres de Canouan Estate, una extensa colección de villas y hoteles de lujo en el paraíso caribeño de San Vicente y las Granadinas.

Las mujeres más ricas en engrosar las filas este año: Sofia Högberg Schörling y su hermana Märta Schörling Andreen. Las dos hijas del magnate inversor sueco Melker Schörling, fallecido a finales de 2023, tienen un patrimonio neto estimado de 5.600 millones de dólares cada una. Se encuentran entre las 46 mujeres que se convirtieron en multimillonarias en el último año.

La recién llegada más famosa es, por supuesto, Taylor Swift, cuya gira Eras Tour, que batió récords en cinco continentes, es la primera en superar los 1.000 millones de dólares de ingresos. La estrella del pop, de 34 años, amasó una fortuna estimada en 1.100 millones de dólares, basada en los ingresos de la exitosa gira, el valor de su catálogo musical y su cartera inmobiliaria. 

Swift es la primera  música que alcanza las diez cifras únicamente gracias a sus canciones y actuaciones.

La leyenda de la NBA y empresario Earvin «Magic» Johnson también es nuevo este año, con un patrimonio neto estimado en 1.200 millones de dólares, gracias a sus inversiones en equipos deportivos profesionales, cines, franquicias de Starbucks, bienes inmuebles y atención sanitaria. Y el diseñador de moda francés Christian Louboutin, el hombre detrás de los icónicos zapatos de tacón de suela roja, se une a las filas con una fortuna estimada en 1.200 millones de dólares.

A sus 19 años, Livia Voigt no sólo es la recién llegada más joven de este año, sino también la multimillonaria más joven del mundo. (Anteriormente, el más joven era el heredero de gafas, el italiano Clement Del Vecchio, que sólo tiene dos meses más). Voigt y su hermana mayor, Dora Voigt de Assis, heredaron cada una una fortuna de 1.100 millones de dólares basada en sus participaciones en el fabricante brasileño de turbinas WEG, cofundado por su abuelo, el difunto Werner Ricardo Voigt (fallecido en 2016).

Más de la mitad de los recién llegados de este año son multimillonarios “hechos a sí mismos”, lo que significa que fundaron las empresas que les hicieron ricos en lugar de heredar sus fortunas. 

El más joven de los recién llegados hechos a sí mismos es el japonés Shunsaku Sagami, fundador de la empresa de asesoramiento M&A Research Institute, con sede en Tokio, que emplea la IA para encontrar compradores para las empresas. Este graduado de la Universidad de Kobe, de 33 años, tiene ahora una fortuna estimada en 1.900 millones de dólares.

El sector manufacturero es la vía más destacada hacia la nueva riqueza este año, con 46 nuevos multimillonarios, entre ellos el indio Anil Gupta, presidente de KEI Industries, una empresa con sede en Delhi que heredó de su padre y amplió para convertirla en fabricante de alambres de acero inoxidable y cables eléctricos. La empresa, que cotiza en Luxemburgo, exporta sus productos a más de 55 países. 

Otra cara nueva en el sector manufacturero es Nicholas Howley, cofundador del fabricante de piezas para aviones TransDigm, que salió a bolsa en 2006. Su fórmula: adquirir empresas que son las únicas que hacen determinadas piezas de avión y luego subir los precios. Howley tiene un valor estimado de 1.100 millones de dólares.

El sector tecnológico cuenta con 38 recién llegados, el segundo más numeroso, por detrás del manufacturero. El auge de la demanda de chips informáticos y el creciente interés por la IA generativa contribuyeron a subir las acciones de la empresa de infraestructuras informáticas Super Micro Computer, haciendo de su cofundador y CEO, Charles Liang, el recién llegado más rico del sector tecnológico, con una fortuna estimada en 6.100 millones de dólares. 

El turco Haluk Bayraktar construyó una fortuna de 1.100 millones de dólares como CEO del fabricante de drones militares Baykar Defense. Su hermano Selçuk, que dirige la empresa con él y que es yerno del presidente turco Recep Erdoğan, también es un nuevo multimillonario. Su exportación más famosa, el Bayraktar, fue utilizado con tanto éxito por las tropas ucranianas que inspiró una canción popular.

Entre los 37 recién llegados con fortunas en finanzas e inversiones: Seth Boro, Scott Crabill Holden Spaht, todos ellos socios gestores de la empresa de capital riesgo Thoma Bravo, que tienen un valor estimado de 3.300 millones de dólares cada uno. 

Con el Bitcoin disparándose, entre los recién llegados de las criptomonedas se encuentra el italiano Giancarlo Devasini, un antiguo cirujano plástico que está detrás de Tether, conocida por emitir USDT, la criptodivisa más popular del mundo. Forbes estima que Devasini vale 9.200 millones de dólares. Otros tres ejecutivos de Bitfinex, Stuart Hoegner (cuyo valor se estima en 2.500 millones de dólares), Jean-Louis van der Velde (3.900 millones de dólares) y Paolo Ardoino (3.900 millones de dólares), también se unen a las filas.