21 Feb 2024

El intendente de General Villegas, Gilberto Alegre, emuló al presidente Milei: «no hay plata»

En coincidencia con una calificación del presidente de la Nación, Alegre dijo que «cuando Milei habla de la casta política, acá la casta son los gremios. Acá todos los familiares de los gremialistas están trabajando en la Municipalidad, entonces los beneficios que existen en la distribución de los salarios están en estos grupos de gente, no en los trabajadores comunes»

En una entrevista en FM Pellegrina de General Villegas, el intendente Gilberto Alegre trazó un panorama económico desalentador del municipio. Después de haber estado desempeñándose como Diputado Nacional por el Frente Renovador y ahora alineado con Juntos por el Cambio, el conocido dirigente de esta región ganó las elecciones de este año, volviéndose a sentar en el sillón de intendente. Manifestó, entre otras cosas, que son complicadas las cuentas del municipio, no habiendo plata hasta el 31 de enero en que cierra el Ejercicio.

Al ser interrogado sobre su relación con los gremios que representan a los empleados municipales y que son una preocupación inicial de su gestión, expuso que «yo no tengo ningún acuerdo con los gremios. Para tener un acuerdo tenemos que fijar condiciones totalmente distintas a las que tenían con Campana, yo no soy Campana». «Los gremios no han tenido una buena performance en General Villegas, los gremios se han encargado de ser grupos de presión para obtener mayores beneficios y eso no se ha traducido en una mejor prestación de servicios», expresó. El mandatario comunal se refirió al estado en el que se encuentra el parque automotor en general, por lo que consideró que «ello demuestra que no han sido buenos en el desempeño de sus tareas».

En coincidencia con una calificación del presidente de la Nación, Alegre dijo que «cuando Milei habla de la casta política, acá la casta son los gremios. Acá todos los familiares de los gremialistas están trabajando en la Municipalidad, entonces los beneficios que existen en la distribución de los salarios están en estos grupos de gente, no en los trabajadores comunes».

Entre las primeras medidas que adoptó desde que asumió es la equiparación del régimen horario en 30 horas para todos los agentesy las bonificaciones, a las que calificó de escandalosas, mencionando el caso de algunos casos con los médicos que además del salario sumaban pagos por especialidad, por guardias pasivas y activas, por atención en consultorio lo que concluye en haberes muy altos, excepcionales. «Este manejo a lo largo de los años elevó la masa salarial al 72,4% lo que hace imposible la conducción de un municipio en esas condiciones», subrayó.

Sin vueltas, Alegre dijo que todos los que tengan ATM (Agentes Temporarios Municipalizados) y hayan sido contratados por el Gobierno anterior van a ser despedidos, se tienen que ir, ya se les ha dicho. «No son empleados comunes, entraron por política con una Gestión, que se los lleve la Gestión», enfatizó.