22 abril, 2024

Mensaje de Miguel Fernández para afuera y para adentro de la política

6

“Hoy leía que quizás sea un buen momento para empezar a reflexionar si hay que dejar de tener próceres y bajarlos a la tierra”, señaló Fernández

El Intendente municipal, Miguel Fernández, manifestó en el acto cumplido este sábado en Trenque Lauquen que sintió la necesidad de aportar una reflexión adicional a lo manifestado por los anteriores oradores señalando la importancia de buscar puntos de encuentro para “aún en las diferencias encontrar un camino que nos contenga a todos”.

“Llevamos 200 años desde nuestra independencia y creo que todavía no hemos encontrado el rumbo fijo hacia dónde orientarnos”, manifestó Fernández para agregar que “200 años parecen mucho pero quizás no lo son tantos y es hora de que todos nosotros hoy nos pongamos manos a la obra para justamente rendir homenaje a nuestros próceres”.

“Hoy leía que quizás sea un buen momento para empezar a reflexionar si hay que dejar de tener próceres y bajarlos a la tierra”, señaló Fernández para poner como ejemplo la decisión que se tomó de reubicar el monumento al General San Martín cuando se inició la obra de remodelación de la Plaza. “San Martín estaba allá en lo alto, casi intocable, de tan alto que estaba quizás la mayoría no lo veía y discutimos entre todos nosotros si había que bajarlo o no, y hoy lo tenemos a la vista, pero mucho más cerca y quizás de esa cercanía de San Martín, Belgrano y otros tantos que han construido nuestra argentinidad podamos dialogar, mucho más directamente”.

“Ellos también tuvieron discusiones, también se pelearon y tenían miedo, eran seres humanos como cualquiera de nosotros, vaya a saber que contará la historia de los tiempos nuestros”, dijo Fernández para agregar que “es momento de que nos pongamos a trabajar en serio para resolver nuestros problemas”.

Consideró que “la unión nacional es el paso previo y fundamental para orientar los esfuerzos, pero hacer la unión nacional entre los que pensamos parecido es muy fácil, lo que no es tan fácil es juntarnos con los que no necesariamente piensan como uno y ese es el ejercicio que tenemos que hacer de aquí en adelante; es cómo entender los problemas que tiene nuestra Nación para aún en las diferencias encontrar un camino que nos contenga a todos con matices, no juntarnos los iguales, eso es fácil”.

En este marco consideró que “los dirigentes, que son los que ustedes han puesto como dirigentes, no arreglan los problemas si no hay una comunidad organizada atrás que oriente esos esfuerzos y que obliga a los que conducen hacia dónde ir” y dijo que “ese es el imperativo moral que tenemos por delante, es necesario y es obligación de todos lograr esa unidad nacional para orientar el futuro hacia donde necesitamos llevarlo”.

Fernández finalizó su discurso diciendo que “aún en la zozobra, la incertidumbre y en todo lo que nos pasa siempre hay una oportunidad para reflexionar que es posible y es tarea de todos, en honor a nuestros próceres y de nuestra independencia el trabajo es hoy y de aquí para adelante”.