Fabio Vila durísimo por la Fake News sobre la salud pública en Pellegrini

Una nota a raíz de los comentarios falaces sobre la culminación de la gratuidad en la atención del principal efector de salud de aquel distrito

El doctor Fabio Vila, reconocido profesional radicado en Pellegrini hace muchos años y que por su especialidad (cardiología) también realiza guardias en el Hospital Municipal de Trenque Lauquen, publicó una nota a raíz de los comentarios falaces sobre la culminación de la gratuidad en la atención del principal efector de salud de aquel distrito.

La misma está enfocada a realizar una síntesis de lo acontecido con la política de salud en Pellegrini. Vila no escatima críticas hacia la infundada información que afectó lo realizado en ese sector y a la administración que conduce Sofía Gambier.

El texto volcado en Facebook, dice lo siguiente:

No suelo escribir demasiado en las redes ya que muchas veces solo se logran malas interpretaciones, pero en esta ocasión lo voy a hacer ya que me siento PERSONALMENTE INJURIADO por pertenecer a la institución que amerita mi comentario de hoy. Hace 26 años que vivo en Pellegrini y como la mayoría sabe, vine a vivir aquí en pos de un proyecto personal, familiar y profesional. Empecé a trabajar en un hospital en el que tenía la posibilidad de crear todo desde mi especialidad y también otras áreas, lo cual me sedujo sobremanera y supe de inmediato y que era mi lugar. Nuestro hospital transcurrió por momentos de mucho empuje y otros no tanto, momentos buenos y otros no tanto, pero siempre, al menos de mi parte y de los que vinimos en 1997, intentando sumar y progresar corrigiendo errores permanentemente y sobre la marcha, como seguramente seguirá ocurriendo, como seres humanos que somos.

Pero si hay algo que siempre lamenté y siempre me indignó, fue como la política intentó socavar los cimientos de lo que se intentaba construir en el ámbito del hospital para hacer leña del árbol caído, algunas veces con más saña, otras no tanto, pero la idea de golpear al hospital siempre estuvo y todavía sigue estando, cosa que realmente a medida que pasa el tiempo agota y hace que uno vea cada vez con más entusiasmo la ansiada jubilación. Las figuritas que toman parte de estas maniobras son siempre las mismas, políticos arteros, inescrupulosos e irresponsables que no les molesta destruir una institución con fines personales y sin interesarles en lo más mínimo el bien de la comunidad ya que nunca se acercaron a charlar de temas de salud en ninguna oportunidad. Quien diga lo contrario, para variar, MIENTE. En las últimas horas me he enterado de una FAKE NEWS que pregona el FIN DE LA GRATUIDAD DE NUESTRO SISTEMA DE SALUD… La verdad siempre creí que no podían caer más bajo de lo que ya habían caído pero para mi asombro evidentemente si… Se ve que la mediocridad no tiene límites para esta gente y que las nuevas generaciones de ideólogos tienen la misma chatura y falta de creatividad que las viejas, y por eso siguen utilizando las mismas herramientas sucias, inescrupulosas y arteras de siempre.

En una época extremadamente difícil para nuestro país, esta gente se dedica a FALSEAR VERDADES Y CREAR MALESTAR Y CAOS EN LOS VECINOS, porque lo que les importa es el fin y el beneficio personal en vez del bienestar, el crecimiento, la convivencia en paz y una mejor vida de nuestros ciudadanos (“a río revuelto, ganancia de pescadores”). Es evidente que para esta gente el fin justifica los medios y la verdad, estas herramientas aplicadas por gente joven simplemente me terminan de confirmar que voy a llegar al fin de mis días en este mundo sin ninguna mejoría en este tema.

Yendo al punto concreto de esta noticia que increíblemente trascendió fronteras por redes sociales, periódicos y radios, quiero decir que me OFENDE DIRECTAMENTE no porque afecte intereses personales sino porque OTRA VEZ INTENTA FALSAMENTE DESTRUIR LA INSTITUCIÓN DONDE PRESTO SERVICIO DIARIAMENTE.

El hospital de Pellegrini fue, desde siempre (al igual que todos los hospitales municipales que conozco) un HOSPITAL DE AUTOGESTION, en el cual los vecinos que cuentan con obra social nunca pagaron un centavo y los vecinos que cuentan con poder adquisitivo pagaron voluntariamente las prestaciones que se les brindaron, a pesar de que hay una larga lista de MOROSOS INCOBRABLES que en realidad no le deben solo al hospital, pero ese es otro tema. Lo único que se cobra, salvo que el paciente no cuente con recursos, son los $280 del bono de admisión. Demás está decir que aquellos vecinos que no cuentan con recursos o son indigentes no solo no pagan un centavo, sino que se les provee la medicación gratuitamente y se les brinda la más alta complejidad que incluye derivación a centros hospitalarios y prácticas complejas que incluyen hemodinamia y angioplastia a través de convenios que sostiene la municipalidad con prestadores particulares.

Por eso que volviendo al tema, invito a la gente que difundió la FALSA NOTICIA DEL FIN DE LA GRATUIDAD DEL HOSPITAL PUBLICO que se desdiga de las falsedades que vertieron en las últimas horas si les queda al menos un poco de vergüenza.

Basta de querer destruir una institución que con sus errores y aciertos solo trata de brindar un servicio de la mejor manera posible.

LOS VOTOS SE GANAN CONSTRUYENDO, COLABORANDO Y APORTANDO, no difamando, hostigando y destruyendo… Están a tiempo de cambiar y de dejar de parecerse a los viejos estereotipos…

La nota del doctor Vila concluye señalando:

Espero que sepan comprender…