17 julio, 2024

Kicillof elevó el nivel de crítica hacia Macri y Vidal: «en cuatro años fueron un desastre absoluto»

11

«El PRO, Cambiemos o el macrismo se encargó a entorpecer y obstaculizar varias de las iniciativas», indicó.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que los dirigentes políticos de Juntos por el Cambio «no son halcones, ni palomas» sino «buitres», y destacó que en las elecciones legislativas se juegan «dos modelos» contrapuestos.

«Se juega el rumbo, se juegan dos modelos, lo mismo que se discutió en 2019, pero actualizado», dijo el mandatario bonaerense en una entrevista con Radio 10.

Al ser consultado sobre la importancia de las elecciones de medio término que se llevarán a cabo el 14 de noviembre, Kicillof también resaltó la importancia de alcanzar una «mayoría en la Cámara de Senadores de la provincia» ya que, dijo, «todo este tiempo tuvimos minoría y mucha dificultad para varias cosas que intentamos hacer».

«El PRO, Cambiemos o el macrismo se encargó a entorpecer y obstaculizar varias de las iniciativas», indicó.

En ese tono, el gobernador planteó que «la campaña del macrismo se basa en que pase desapercibido lo que hicieron cuatro años, que la pandemia se considere solamente un hecho argentino y que sus efectos anímicos, sanitarios y económicos sean atribuidos al Gobierno, en vez de poner sobre la mesa todo lo que se hizo para evitar el daño».

Destacó que el Frente de Todos «vino a reparar el daño de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, pero apareció la pandemia y tuvimos que ponernos en modo emergencia para evitar una catástrofe».

Así, expuso que «hubo que cambiar las prioridades, armar un gobierno de emergencia», y añadió que «ahora se está saliendo de la crisis sanitaria más grave de la historia».

Al referirse al gobierno anterior, Kicillof subrayó que «lo que hicieron en cuatro años fue un desastre absoluto con sobre endeudamiento externo récord, caída muy fuerte generalizada de salarios y desempleo» y opinó que «fue un desastre sin pandemia porque decidieron favorecer a sectores que ellos representan».

«Eso estuvo acompañado por una política de comunicación y de marketing. No son halcones, ni palomas, son buitres», sumó Kicillof.