12 abril, 2024

«Me llamó el gobernador Kicillof para ver como estábamos económicamente», dijo el intendente de Trenque Lauquen

5

«No hay que aliviar la medida del aislamiento social. Hay que profundizarla. El único que puede salir es el que imperiosamente lo debe hacer, para subsistir», dijo el intendente municipal de Trenque Lauquen, doctor Fernández, en declaraciones que formuló a AM 1280, FM 88.5 y FM 93.1, en horas de la mañana del jueves. Consideró que «debemos hacer obligatorio el uso de la máscara social, porque es un elemento de protección indispensable. Tiene un costo menor que lo que vale un barbijo en una farmacia. El barbijo quirúrgico lo debe usar el personal de salud».

Interrogado sobre la potestad que se la ha dado a los municipios para que realicen el control de precios, el mandatario comunal de Trenque Lauquen indicó que «veníamos con algunos pequeños desvíos. No hay que salir a cazar brujas. Lo que no debe haber sobreprecios alevosos. El Estado Nacional no puede hacer el control. En medio de este despelote, es imposible que lo haga».

Fernández, Miguel

En torno a lo que se interpreta como una especie de toque de queda, ya que suena la sirena todos los días a partir de las 17 horas para que la gente se quede en sus casas o retorne a las mismas, precisó que «no voy a flexibilizar el horario. Seguirá siendo hasta las cinco de la tarde. Nosotros, además, nos adecuaremos a lo que disponga el señor presidente de la Nación».

Fernández, preguntado sobre los planteos que ha realizado la Cámara de Comercio, volvió a insistir que «vamos a hacer todo lo que podamos. La prioridad, de todas maneras es la salud y los alimentos para algunos sectores sociales. Comprendemos la situación de muchos comercios. Vamos a ayudar a todos los que podamos intercediendo ante las autoridades provinciales y nacionales».

Sobre las finanzas de los municipios, se calzó la ropa de presidente del Foro de Intendentes Municipales del radicalismo, al señalar que «tenemos pedida una audiencia con el gobernador. Ayer me llamó para ver como estábamos económicamente. Le dije: mal. Que otra cosa podía decirle. Esto va a pasar. Tenemos que conservar la energía para enfrentar lo que viene. Vamos a tener, seguramente, una recesión enorme a nivel universal».