Un joven de Azul en una pelea con su vecino le arrancó el dedo de un mordisco

El atacante, identificado como Marcos Uriel Yaben, fue acusado del delito de lesiones graves. Según afirmaron voceros allegados al sumario, Yaben se negó a declarar en la indagatoria y luego recuperó la libertad

Un joven de 26 años le arrancó de un mordisco parte de un dedo a un vecino mientras se peleaban en la localidad bonaerense de Azul. La Justicia le prohibió al acusado tener contacto a la víctima.

El enfrentamiento tuvo lugar en la cuadra donde viven los protagonistas del incidente en la localidad de Azul. El agredido de 43 años fue derivado al Hospital Pintos, para que fuera asistido por la lesión que presentaba en uno de sus dedos.

El atacante, identificado como Marcos Uriel Yaben, fue acusado del delito de lesiones graves. Según afirmaron voceros allegados al sumario, Yaben se negó a declarar en la indagatoria y luego recuperó la libertad.

La Justicia le dictó una perimetral para que el agresor no se acerque a la víctima ni tenga ningún tipo de contacto con ella.  A partir de esa medida, y mientras dure el caso, el imputado tendrá una «prohibición de acercamiento, contacto por cualquier medio, hostigamiento e intimidación» hacia López.

Por su parte, la víctima prestó testimonio ante la Justicia sobre la pelea que ocurrió este domingo a la tarde. López dijo que la disputa empezó cuando se encontraba en la puerta de su casa y vio al victimario arrojar una botella de vidrio a la calle.

«¿Qué hacés? ¿No ves que cualquiera se puede lastimar?», aseguró el hombre que le dijo al ahora imputado. «Yo soy de Buenos Aires, hago lo que quiero, vamos a pelear», afirmó López que Yaben le contestó, para después tirarse sobre él y comenzar a pegarle.

López cayó al piso y empezó a sentir un gran dolor en su mano izquierda, visualizando el faltante de la falange de su dedo meñique. (InfoGEI)