Un jurado en los Torneos Bonaerenses discriminó a un niño de Tres Algarrobos

La instancia regional se desarrolló en Tres Lomas. La evaluación estuvo a cargo de un representante de Tres Lomas, uno de Carlos Tejedor y uno de General Villegas

La discriminación a un niño de la localidad de Tres Algarrobos por parte del jurado en la ciudad de Tres Lomas durante la final clasificatoria de los Torneos Bonaerenses, tomó estado público la semana anterior a través de los medios del distrito de Carlos Tejedor, especialmente RADIO FM LASER 91.3 LRI 989 Carlos Tejedor que se hizo eco de lo escrito en Tres Algarrobos On Line. A través de ese medio se publicó una nota bajo el título «Imperdonable discriminación a un niño de Tres Algarrobos en Torneos Bonaerenses».

El desarrollo de la misma que fue tomada por la cuenta FM TOP de Tres Lomas es el siguiente:

Fue inaceptable la determinación del jurado de los torneos bonaerenses descalificando al grupo de teatro de Tres Algarrobos por la condición física de uno de los chicos que integraban el elenco.

En su tercera participación como Director y escritor de la obra, Marcelo Sosa nunca imaginó lo que iba a vivir. “Desde que llegamos todo fue muy raro”, contó Sosa. “La obra salió perfecta, no hubo errores”, amplió.

La obra trataba un tema muy actual como es el bullying. La misma era actuada por chicos que sufren este tipo de acoso, “uno por alumno aplicado, y el otro por su condición de ciego”.

Una vez concluida la presentación de todas las puestas en escena, Sosa fue llamado por el jurado para una devolución, “menos mal que invité para escuchar la devolución a los chicos y a la mamá de Diago”.

Marcelo con sorpresa recibió el primer cachetazo discriminatorio cuando el jurado le preguntó “¿para qué trajiste a ese nene?”, por Diago. “Mi respuesta fue: es de mi grupo de teatro”. El jurado fundamentó, olvidándose de la inclusión e igualdad, “yo no puedo juzgar a un chico no vidente con un chico vidente”. A partir de ahí se dio un interrogatorio para intentar descalificar al grupo, pero todo estaba dentro del reglamento establecido para este tipo de certamen. “Pero buscaron por el lugar de la condición de Diago y nos descalificaron. No íbamos a estar ni en la lista”.

El momento vivido por todo el grupo fue muy triste. “Se mezclaron muchos sentimientos. Masticamos mucha bronca”. Fue deplorable el mensaje que dio el jurado delante de los chicos. Podrían haber utilizado cualquier estrategia, pero eligió la peor, descalificarlo. Esto hizo sentir a Diago culpable, sin serlo, solo por el hecho de ser ciego.

Luego de algunos minutos el jurado recapacitó, advirtió que había cometido un acto discrimatorio grave contra un niño, y decidió darle una posición clasificatoria. Ubicaron en el tercer lugar a la obra. A pesar del intento de enmendar el error, el daño ya había sido causado. El mal momento que vivieron Diago y su mamá no se los saca nada ni nadie. Una pena que existan, aún hoy, año 2022 personas que piensen y actúen de la manera que lo hizo este jurado.

La instancia regional se desarrolló en Tres Lomas. La evaluación estuvo a cargo de un representante de Tres Lomas, uno de Carlos Tejedor y uno de General Villegas.