12 abril, 2024

El presidente Fernández sostuvo que «nadie está exento a este virus»

5

Fernández, Alberto

El presidente Alberto Fernández advirtió este jueves que el mundo tuvo un «cambio de visión» a partir de la pandemia de coronavirus y abogó por afrontar la crisis como una «gran aldea», al remarcar la necesidad de «socializar» a nivel global los «elementos necesarios» para mitigar los efectos de la enfermedad.

El mandatario sostuvo que «nadie está exento a este virus» y que inclusive aquellos países que «minimizaron la pandemia hoy la están padeciendo», del mismo modo que los que «se demoraron en tomar medidas para cuidar a la gente».

Tras haber participado durante la mañana de una reunión virtual con los países del G20, Fernández señaló que «ha habido un cambio de visión» en el mundo y «hoy todos se están dando cuenta que estamos en un problema y que de ese problema no se salva nadie».

Al respecto, el jefe de Estado graficó que «un virus que aparece en China puede terminar en la otra punta del mundo a gran velocidad», de modo tal que «lo que era un problema del invierno chino terminó siendo un problema del verano latinoamericano».

En una entrevista concedida a la TV Pública, Fernández abogó por «asumir» la crisis derivada de la pandemia «como una gran aldea que somos», en referencia al mundo.

El mandatario indicó que durante las conversaciones del G20 «todos los líderes europeos hicieron referencia al cuidado que merece África, que es el continente menos afectado hasta aquí», pero añadió que si bien «está muy bien que la cuidemos», es necesario extender esa atención a «todo el mundo».

«Sudamérica está siendo afectada y golpeada, y todos necesitamos atender lo que nos pasa en todas las latitudes del mundo», subrayó.

En ese sentido, el mandatario destacó la postura oficial del FMI y el Banco Mundial respecto de que los «acreedores privados deben dejar de cobrar intereses a los países en deuda, porque no es posible pagarlos hoy en día».