17 julio, 2024

25 años de la muerte de Susan Barrantes en Tres Lomas: las hijas y Susana Giménez estuvieron en El Pucará

168

A su sepelio asistieron centenares de personas, entre ellas sus hijas Susan y Jane, Susana Giménez y los más reconocidos polistas argentinos

El sitio Infobae.com, el más leído del país se refiere en una nota publicada este martes a Susan Barrantes, conocida en esta región por la relación afectiva que mantuvo con uno de los más importantes exponentes del Polo nacional, conocido como «Gordo» Barrantes. Su nombre de pila, era Héctor. «Amante y jugador de polo, deporte que conoció de niño y comenzó a jugar desde su adolescencia en los campos de Trenque Lauquen», apunta Infobae en este día donde se cumplen 25 años de el trágico accidente que se llevó a la mujer que tanto lo amó.

La identidad inglesa de esta mujer relacionada con la realeza británica y lo más conocido del mundo de este deporte, es Susan Mary Wright en Bramcote. Había nacido el 9 de Junio de 1937.

Susan habia estado en Trenque Lauquen el 19 de setiembre de 1998, señala el reconocido portal, «para compartir la tarde de ese sábado junto a su contadora Pucky Ribot en su casa, con quien la unía mucho más que una relación profesional, ya que era la hija del viejo administrador de Barrantes»

Se relata que «subió a su Land Rover 420 junto a Rafael Barrantes, su sobrino, que la acompañaba, y pasaron por el centro de la ciudad para comprar algunas provisiones antes de partir rumbo a su estancia El Pucará, ubicada en Tres Lomas, a uno 70 kilómetros de allí. Eran poco más de las ocho de la noche.

 Lady Di, princesa de Gales y amiga de Susan

Lady Di, princesa de Gales y amiga de Susan

Pero pasadas las nueve de la noche, después de dejar la ruta 5 y tomar la 23, sucedió el imprevisto fatal. El comisario de Tres Lomas, Héctor Molinuevo, recibía una alerta en su radio respecto a un choque de frente. El auto de Susan había impactado contra la Trafic del comisionista local José María Rodríguez. La parte delantera de la camioneta quedó destrozada. El coche totalmente destruído se había convertido en un sinfín de hierros que impresionaban a bomberos y policías que llegaron a socorrer en el lugar.

Agrega que «la escena aterraba: Susan terminó decapitada producto de la violencia del impacto, pese a que llevaba colocado el cinturón de seguridad, aunque las primeras informaciones aseguraban lo contrario. Rodríguez tenía una fractura en su pierna derecha y Rafael Barrantes un corte profundo en el pómulo izquierdo. Raúl Olivera, por entonces director del Hospital Municipal de Tres Lomas recibió a los heridos y dio precisiones: “El joven además de la herida sufrió conmoción cerebral. El chofer de la Trafic se fracturó el tobillo”.

“Homicidio culposo” caratuló la causa el doctor Guillermo Martín del juzgado criminal número y dio orden de que se realizaran las pericias correspondientes en estos casos, además de la autopsia a Susan Barrantes que practicó el doctor Juan Furch ya a la medianoche, mientras desde la ruta trasladaban los vehículos al cuartel de bomberos de Tres Lomas.

Casamiento del príncipe Andrew y Sarah Ferguson ((Mandatory Credit: Photo by Shutterstock))
Casamiento del príncipe Andrew y Sarah Ferguson ((Mandatory Credit: Photo by Shutterstock))

En la nota, donde no se deja ningún detalle librado al azar o la imaginación se vuelve a mencionar a Puky Ribot.

La vecina de Trenque Lauquen y persona de confianza de Susan «debió comunicarse para darle la triste novedad a las hijas de Susan, Jane, que se encontraba en ese momento en Australia, y Sarah en Italia, ambas fruto del matrimonio celebrado en 1956 con el teniente Ronald Ferguson, quien también era un apasionado del polo, lo practicaba con el príncipe Felipe de Edimburgo, y a través de esa relación llegó a ser profesor del príncipe Carlos en ese deporte».

Luego de hacer mención a su hija Susan, las cuestiones del corazón muy similares a las del mundo del espectáculo, la nota de Infobae puntualiza que «conoció a Héctor Barrantes a fines de los 60 en Sussex, pero solo fue una presentación informal. Años después volvieron a encontrarse en Deauville, torneo al que “El Gordo” había asistido con su mujer, Luisa James, quien luego murió víctima de un choque que se produjo en la ruta 5, en la zona cercana a la localidad de Pehuajó con su marido al volante.

Susan Barrantes, nacida en Bramcote, Reino Unido, el 9 de junio de 1937S

Hacia fines de 1974 Susan y Héctor se volvieron a ver ya ambos sin compromisos sentimentales. Ella aceptó encantada la propuesta de Barrantes de venirse a vivir a la estancia El Pucará en la Argentina y se terminaron casando en 1975. A sus hijas les costó entender la decisión de su madre de alejarse de ellas, pero la terminaron aceptando.

En “El Pucará” la llamaban “Susie” y no había quien no hablara de su don de gente y la respetara por su actitud siempre gentil y solidaria. Junto a “El Gordo” era plenamente feliz hasta que él comenzó a padecer un cáncer linfático y murió el 10 de agosto de 1990 a los 51 años. Susan hizo todo lo posible para que sanara, hasta logró una internación en un importante senatorio de Nueva York para intentar mejorar su calidad de vida».

Se señala que Susan y Héctor Barrantes «soñaban con fundar un club de polo a orillas del mar en Punta del Este, pero no pudo ser. Las deudas la desbordaban, sin embargo la siguió peleando. En homenaje a su esposo editó un libro que llamó “Polo”, dedicado a él, acerca de la historia del deporte en el mundo, con excelentes fotografías, una introducción del recordado Juan Carlos Harriot y prólogo del príncipe Carlos».

La relación entre Susan y su marido, Ronald Ferguson, que ya ostentaba el cargo de Mayor, parecía transcurrir normalmente... Hasta que se descubrió que Ferguson le era infiel todo el tiempo

«Le fascinaba andar en alpargatas y mimar a sus caballos y a sus perros. Cordial, buena persona y amistosa», así la recordaban sus vecinos. «Era tan querida y respetada que el Concejo Deliberante de Tres Lomas firmó una excepción para que pudiera ser enterrada en la estancia El Pucará junto a su esposo como era su anhelo», menciona la nota.

Consigna infobae que «el lunes 21 de setiembre Sarah aterrizó en el aeropuerto de Salliquelló. Allí la esperaba Martín Barrantes padre, quien consternado se fundió con ella en un abrazo interminable. Jane, su hermana mayor pudo arribar recién en la tarde proveniente de Australia. Cuando se encontraron no cesaron de besarse, abrazarse y recorrer la estancia tomadas siempre de la mano».

También hace referencia a la presencia en Salliqueló de César Banana Pueyrredón, al que contrató para un show, a beneficio del Hospital. El autor de esta síntesis puede dar clara fe de este testimonio, pués colaboró con Susan.

Finaliza la nota mencionando la amistad de ella con «Susana Giménez que la actriz y conductora llegó en avión privado al campo para darle el último adiós acompañada por el abogado Carlos Fontán Balestra. Sarah y Jane corrieron a abrazarla y lloraron juntas. Luego las hermanas se acercaron a la cruz en la que podía leerse una inscripción tallada que rezaba: “Héctor y Susie Barrantes. Juntos en paz con los árboles que plantaron. Nosotras los amamos. Jane y Sarah”.

La nota completa con este título en Infobae:

Era amiga de Lady Di y se enamoró de un polista argentino: a 25 años de la tragedia de Susan Barrantes