«Pueblo es sinónimo de empuje, de empatía y de justicia social», señaló la directora de la Escuela nº 7

Durante su discurso, la directora reconoció la labor del personal de salud durante la pandemia de Covid-19, que como dijo “nos tomó a todos de improvisto pero donde no pudimos improvisar, hubo que salir al ruedo desde los roles que cada uno tuvimos, desde nuestras labores y profesiones”

Durante el acto central por el 132º aniversario de Beruti, la directora de la Escuela nº 7, Verónica González, invitó a los vecinos “a mantener el espíritu de pueblo, a pesar de las transformaciones propias del avance en materia tecnológica, de iluminación, asfalto y vivienda” y dijo que “pueblo no significa menos, pueblo es sinónimo de empuje, de empatía y de justicia social”.

Directora de la Escuela nº 7, Verónica González

Durante su discurso, la directora reconoció la labor del personal de salud durante la pandemia de Covid-19, que como dijo “nos tomó a todos de improvisto pero donde no pudimos improvisar, hubo que salir al ruedo desde los roles que cada uno tuvimos, desde nuestras labores y profesiones”.

“Fue una pandemia que nos atravesó a todos, que nos invitó a mirarnos como individuos, como familias y como sociedad, todos mutamos trabajos, estrategias, sentidos de pertenencia y en muchos casos la vida fue mutando”, señaló la directora, para marcar que “nuestra institución hoy los invita a reconocer la labor de todos los que en el transcurso de la pandemia pusimos nuestro hombro, pero queremos visibilizar en especial a nuestro personal de salud, mirarlos a los ojos, agradecerles porque fueron el motor de esos tiempos inciertos”.

“Seguramente aún hoy les falta contar los miles de momentos que seguro quedaron en sus retinas y en sus corazones, y que como sociedad no sabemos, esos momentos por los cuales pasaron a ser nuestros héroes, sin capas ni espadas, pero de delantal blanco, barbijo, máscaras y guantes”, dijo González.

La directora agradeció a todos por su accionar, “por darnos calma cuando seguro aún ni ustedes la tenían, pero fueron sinónimo de empatía cien por ciento, fueron sueños acumulados, angustia permanente en una sala que seguramente por momentos se les volvió hostil, por eso hoy celebramos 132 años de vida de nuestro querido Beruti pero sobre todo, y junto a ustedes, celebramos la vida”.